EMPEZÓ LA TEMPORADA DE BALLENAS EN EL PACÍFICO

Nuquí, Bahía Solano y otros destinos están listos para recibir turistas. Un espectáculo imperdible.
Ya empezaron a llegar las ballenas yubartas al Pacífico colombiano. Son varios miles de kilómetros los que estos gigantes de los mares deben recorrer para llegar a nuestro país, huyendo del frío de la Antártida y buscando aguas cálidas para aparearse o parir a sus crías.

“Estas ballenas son colombianas, chocoanas para ser más exactos. Todos los colombianos deberían venir a verlas al menos una vez en la vida”, dice Josefina Klinger, directora de la corporación Mano Cambiada, organización que administra el Parque Nacional Natural Utría, en el municipio de Nuquí (Chocó), uno de los destinos donde se puede contemplar este espectáculo natural.

“Utría es la salacuna de las ballenas”, añade Klinger, quien explica que tanto Nuquí como Bahía Solano están listos para acoger a los turistas nacionales y extranjeros que quieran ver ballenas y, además, explorar la naturaleza salvaje de esta zona del Pacífico colombiano ubicada entre la selva y el mar.

De hecho, entre el 26 al 31 de agosto, en Nuquí se celebrará el Festival de la Migración, un evento en el que los niños y jóvenes de la región realizan actividades culturales y ecológicas inspiradas en la visita de estas criaturas marinas.
Klinger, líder del turismo comunitario en el Chocó y Mujer Cafam 2015, agrega que los inconvenientes generados con la pista del aeropuerto de Nuquí ya se están solucionando. La Aeronáutica Civil ya empezó las obras de mantenimiento de la pista, en las que se invierten 127.000 millones de pesos.

Está previsto que las mejoras estén listas el próximo 7 de agosto y que a partir de esta fecha la aerolínea Satena –que suspendió operaciones hacia este destino hace varios meses por el deterioro de la pista- vuelva a aterrizar en Nuquí.

Juan Carlos Ramírez, presidente de Satena, afirmó que la compañía tiene toda la disposición de retomar operaciones en Nuquí, después de corroborar que la pista haya quedado en las condiciones requeridas. "Calculamos que, después del 7 de agosto, en máximo una semana ya estaremos aterrizando de nuevo en Nuquí", expresó Ramírez.

“La temporada de ballenas comienza en julio y se extiende hasta noviembre, así que hay tiempo para que vayamos a disfrutar de este espectáculo de la naturaleza y de todos los atractivos de naturaleza virgen que ofrece el Chocó”, dijo Sandra Howard, viceministra de Turismo, quien invitó a los viajeros nacionales a apoyarse en las agencias de viajes que operan el destino.

“Los esperamos con mucho cariño”, dice Elizabeth Mena, propietaria del hotel ecológico La Joviseña, en el corregimiento de Guachalito, en Nuquí; allí no solo se puede ‘perseguir ballenas’. Son varios kilómetros de playas larguísimas y anchas, con muy pocos turistas, ideales para descansar en comunión con la naturaleza. Guachalito también es destino recomendado para la práctica del surf. Surfistas de todo el mundo llegan tras las olas bravas del Pacífico en esta zona del país.

Fuente: El Tiempo
Fotografía: El Tiempo