“SOMOS LA ÚLTIMA GENERACIÓN QUE PUEDE HACER ALGO” OBAMA EN LA COP21

La conferencia sobre el clima COP21 empezó este lunes en París en presencia de 150 jefes de Estado y de Gobierno con un enérgico llamado a negociar un acuerdo global contra el cambio climático que preserve la vida de las generaciones futuras en el planeta.

“Nunca estuvo en juego algo tan importante en una reunión internacional”, dijo el presidente francés François Hollande al abrir la conferencia- “porque se trata del futuro del planeta, del futuro de la vida”.

En ese contexto cargado de dramatismo por los atentados terroristas, más de 150 jefes de Estado y de Gobierno manifestaron en sus discursos un mensaje de unidad, a la vez a favor de la protección ambiental y contra el terrorismo.

“No opongo la lucha contra el terrorismo a la lucha contra el cambio climático”, dijo Hollande.

La COP21, que se llevará a cabo hasta el 11 de diciembre, buscará limitar a un máximo de 2º C el calentamiento del planeta con relación a la media de la era preindustrial en el siglo XIX. Por encima de ese límite, la Tierra sufrirá consecuencias catastróficas que volverían inhabitable muchas regiones de un mundo superpoblado: ciclones, sequías, subida del nivel de los océanos, caída de rendimientos agrícolas, extinción de especies.

De momento, 183 países de 195 presentaron sus INDCs, los compromisos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero responsables del cambio climático. Los que no presentaron aún compromisos son apenas un puñado de países, entre ellos Libia, Corea del Norte, Venezuela, Uzbequistán, Nepal, Panamá y Nicaragua, según el sitio web de la ONU. El presidente Nicolás Maduro, anunciado hasta último momento en la lista de oradores de la cumbre, no se presentó.

LA REVOLUCIÓN DE LA ENERGÍA LIMPIA

Contrariamente a lo ocurrido en la capital danesa, China y Estados Unidos -los dos principales emisores de gases de efecto invernadero- pujan esta vez por un acuerdo. El presidente chino, Xi Jinping, llamó a los países desarrollados a estar “a la altura de sus compromisos” financieros al suministrar 100.000 millones de dólares para 2020 destinados a financiar proyectos climáticos en el Sur e incrementar su ayuda pasada esa fecha.

Veinte de las principales economías mundiales se comprometieron a duplicar su inversión en Investigación y Desarrollo (I+D) de energías y tecnologías bajas en carbono en los próximos cinco años, hasta alcanzar un total de 20.000 millones de dólares. El anuncio, hecho a primera hora de la tarde en la Cumbre del Clima de París (COP21), forma parte de la iniciativa “Misión Innovación, acelerando la revolución de la energía limpia” promovida por el multimillonario Bill Gates para aunar la iniciativa público-privada en la promoción de las tecnologías libres de carbono.

Los 20 países que se han sumado a “Misión Innovación” suman el 80 % de la I+D en energías limpias y son, entre ellos: Australia, Canadá, Estados Unidos, China y la India. La iniciativa forma parte de otra aún mayor, “Breakthrough Energy Coalition”, que reúne a 28 grandes inversores de diez países, que se comprometen a proporcionar el capital inicial para el desarrollo de tecnologías punteras en los grandes laboratorios del mundo, así como a facilitar después su desarrollo a gran escala.

Entre los multimillonarios que acompañan a Gates (el mayor donante) en esta iniciativa están Jeff Bezos (fundador de Amazon), George Soros (Fondos), Mark Zuckerberg (Facebook), o Meg Whitman (Hewlett Packard).

El objetivo, según Gates, es “poner miles de millones para buscar nuevos enfoques tecnológicos que permitan acelerar la transición hacia una economía baja en carbono, en definitiva, acelerar las soluciones al cambio climático”. “Estamos ante una asociación sin precedentes entre el sector privado y el público en todo el mundo para promover energía limpia para todos”, ha dicho el presidente estadounidense, Barak Obama, que junto al francés François Hollande ha actuado de anfitrión de la iniciativa, junto a Gates.

Los miembros de estos proyectos reconocen la necesidad de acelerar el desarrollo de soluciones de energía limpia para que coincida con la urgencia de luchar contra el cambio climático.

‘EL MUNDO ESTÁ AL BORDE DEL SUICIDIO’

El pontífice presionó a los líderes que se reúnen en la cumbre de París (COP21) a alcanzar un acuerdo porque, en su opinión, es ‘ahora o nunca’. ‘No estoy seguro, pero puedo decir que es ahora o nunca más. La primera cumbre creo que fue en Tokio y se ha hecho poco. Cada año los problemas son más graves’, dijo el Papa durante su viaje de regreso de África.

Fuente: Portafolio